SALCHI-IBERAUTO JUNIOR: SÓLIDOS COMO BLOQUE EN LA VUELTA A LA RIBERA, PERO SIN FORTUNA PARA REMATAR

La III Vuelta a la Ribera del Duero fue una fiel radiografía de lo que está siendo la trayectoria del #juniorsalchiberauto esta temporada. Durante las cuatro etapas disputadas en tierras burgalesas los madrileños funcionaron como un grupo sólido, fiable y sin complejos antes los más fuertes, pero no hubo fortuna y/o fuerzas para optar a las clasificaciones secundarias o a una victoria parcial, que en esta ronda, sinceramente, se presentaba muy cara en el último caso.

Jesús González y Nacho Vecino acudieron a la ronda castellana alineando un sexteto de enjundia, con José Ángel Cascales y Sergio Otero secundados por el trabajo sordo de Javier Fernández, el poderío de Daniel Barbero y Gabriel Rodas, y la punta de velocidad aún por explotar de Ismael Galindo. La crono por escuadras inicial de 19 kilómetros con final en Quintana del Pidio mostró una vez más que el Salchi-Iberauto está entre los diez mejores equipos de España. Los belgas del Agrog-Apuwels arrasaron, y los nuestros lograron un meritorio 8º puesto a 1:13 de ellos, pero a apenas 33″ del 2º clasificado y referencia a nivel nacional, el Polartec Kometa.

Entraron juntos para marcar el tiempo Cascales, Otero y Fernández. Una pena que Barbero cediera a mitad de la crono, mientras que Galindo se quedó a 4 kilómetros de meta y Rodas a 2. Cascales trató de ayudar al de Paracuellos, pero era en un repecho y tuvo que continuar para no ralentizar mucho el ritmo. Señalar la gran crono de Javi, que llegó delante con bicicleta convencional. Ismael Galindo comentaba en meta que “al ser una crono por equipos me noté muy nervioso, porque la última en la que tomé parte no me salió muy bien en su momento. Sin embargo, a pesar de llegar descolgado, no me fue mal y al final hicimos todo el equipo una buena crono”.

La 2ª etapa y primera en línea, con llegada en San Esteban de Gormaz tras 91 kilómetros de recorrido, fue quizá el peor día del equipo. El cuerpo técnico ordenó que se luchara por todo, pero faltó atención en determinados momentos, sobre todo al principio. Javi lo intentó a poco de salir, pero lo que prosperó fue un corte de dos corredores en el que no nos metimos y que no supimos que se había formado. Por eso cuando Cascales pasó delante por el primer puerto del día, el de Castillejo (km 37) pensó que había sido primero pero, en realidad, era tercero. Encima, en la disputa del sprint especial de Dominio de Atauta (km 85) ya cerca de meta, Otero se cayó. Al menos el alcalaíno pudo empalmar a tiempo y llegar en el pelotón.

La etapa se decidió en un sprint masivo donde los belgas afianzaron su dominio gracias a Jarne Van de Paar. Dentro del paquete arribaron Cascales (32º, tras pasar una noche de perros con dolor de muelas), Otero (36º), Fernández (74º), Rodas (80º) y Barbero (81º). Galindo (125º) cedía 32″ tras verse cortado ya en la entrada a la localidad. Gabriel Rodas resume así un día sin fortuna: “Ha sido una etapa rápida en la que lo más peligroso fue el puerto que estaba a 15 de meta. En él logré coronar con los primeros, aunque tampoco había dureza suficiente para sacar diferencias y cortar al pelotón. Una pena que nuestra baza al sprint, Sergio Otero, se cayera a 5 de meta. Al menos, con la ayuda de todo el equipo logramos meterle de nuevo en el pelotón y que no perdiera tiempo en la general. Enhorabuena a todo el equipo”.

Los chicos espabilan y se rehacen a averías y caídas

Tras lo acaecido en San Esteban, Jesús y Nacho llamaron al orden a los chicos. Había que ajustar detalles y ´mover el culo´, y eso fue lo que hicieron en las dos siguientes etapas. La tercera presentó 93 kilómetros camino de Pedrosa de Duero, y se insistió a todos que debían buscar su suerte, intentarlo y ser protagonistas. Galindo se lo tomó al pie de la letra, siendo tercero en el sprint especial de Bodegas Figuero (km 31). Antes Barbero se había colado en una fuga de 5 unidades con gente de enjundia como Aparicio, pero que no pudo prosperar. La zona de páramos a la altura del kilómetro 40 fue el momento cumbre del día, con mucho aire que condujo al equipo belga a liarse la manta a la cabeza y a provocar abanicos. Los nuestros estuvieron muy bien, metiéndose en el corte delantero Otero, Cascales, Rodas y Barbero… hasta que el vallecano sufrió una rotura del radio y se descolgó. Tras atenderle el coche neutro inició una gran remontada en un pelotón roto en mil pedazos por el viento. Poco a poco la carrera su fue reunificando, con dos grandes grupos, todos los nuestros metidos delante menos Cascales que rodaba en el segundo, pero volviendo a enlazar ya que los chicos de la Fundación Contador y otra gente de mucho nivel circulaba con él y se trabajó al máximo para empalmar con la cabeza.

En los metros finales los belgas volvieron a dominar con Amo Brouwers, que se adelantó en solitario al paquete. Otero finalizó 21º tras verse encerrado en el sprint. Barbero fue 27º, Galindo 38º, Fernández 50º, Cascales 51º y Rodas 54º, todos ellos sin ceder tiempo, circunstancia que se tradujo en ser 5º por equipos en la etapa. “Esperaba que esta tercera etapa fuera de transición, pero no fue así debido a la alta velocidad que marcó el equipo belga a partir del sprint especial. Se liaron a hacer abanicos y tocó gastar más de lo esperado de cara al último día”, declaraba Javier Fernández. Por su parte Dani Barbero detallaba que “era la etapa menos dura de toda la Vuelta a priori. Pero luego por el aire y el ritmo alto de carrera se hizo muy dura. Al principio salida loca, pero tras el puerto, en la zona de los páramos, que sabíamos que era peligrosa, fue ahí donde los belgas provocaron el abanico y pudimos meternos en el corte Gabri, Otero y yo. Pasamos a los relevos y se formó un corte de unas 20 unidades delante y el pelotón se rompió. Pero los Contador se quedaron cortados en el segundo grupo y no prosperó el abanico. En otro parón posterior arrancaron dos MMR y un belga, donde me metí yo también, pero tampoco duró mucho. Tuve sensaciones geniales en la vuelta, yendo a mejor cada día y esperemos seguir así”.

Nuestros campeones repitieron el guión en la última etapa de 114 kilómetros camino de Aranda de Duero. Una jornada llena de caídas de principio a fin, en la que Cascales y Otero tenían orden de estar pendientes de Mario Aparicio (MMR), ya que se sabía que lo iba a intentar seguro, como así fue… Galindo peleó sin suerte por el sprint especial del día (km 20) y Fernández se metió en una fuga, siendo tercero en un sprint que tenía un premio exclusivo patrocinado (hubo uno cada día). Subiendo el puerto más duro de la jornada (Valdevacas, km 59) Otero, cuando rodaba entre los mejores, tuvo que cambiar de bici ayudado por el coche neutro y viéndose retrasado.

Delante dos MMR (Aparicio y Pelayo) estaban en fuga, perseguidos por Garrido (Polartec Kometa) y luego un grupo selecto en el que iba incrustado Cascales. Otero, tras volver a cambiar de bici ya con nuestro coche, puso el turbo y comenzó una remontada que le llevó inicialmente a un grupo en el que circulaban Isma y Javi, para luego enlazar con el pelotón en el que estaban Gabri y Dani. No contento con eso, siguió tirando como un poseso hasta alcanzar al grupo de 20 donde iba Cascales. Finalmente la carrera se reagrupó salvo Aparicio, que se hizo con la victoria parcial con apenas 4″ de renta sobre el gran pelotón. Una caída en los últimos metros arrastró sin consecuencias a Barbero y a varios de sus compañeros.

Gran puesto de Galindo (17º) que fue el mejor de los nuestros en el sprint. En el tiempo del grupo de cabeza llegaron el resto de los chicos, con Cascales 28º, Fernández 44º, Rodas 57º, Barbero 68º y Otero 74º. Cascales explicaba que “la etapa ha rodado sin mayor dificultad hasta que en el kilómetro 59, donde se encontraba el puerto más duro de la jornada. Ahí me metí en un corte de 20 corredores, pero tras unos kilómetros nos cazó el pelotón. Finalmente la carrera se decidió en un sprint masivo en el que me vi involucrado en una caída en la última curva”. Asimismo, Otero decía que “la última etapa fue muy rápida y nerviosa, en cuyo primer puerto, que era duro, cuando iba subiendo entre los cinco mejores me falló la bici. Me quedé el último y tuve que remontar para volver a estar delante del paquete y encima tirando yo solo. Pudimos llegar al sprint con el grupo de cabeza, pero una caída en la última curva nos dejó sin opciones de nada”.

En la general final, los belgas confirmaban su supremacía copando los tres primeros puestos de la general, con Van der Paar en lo más alto. Los nuestros terminaban 21º José Ángel Cascales a 1.23; 22º Sergio Otero a 1:23; Javier Fernández 23º a 1:23; 64º Gabriel Rodas a 2:27; 74º Ismael Galindo a 3:08; y 96º Daniel Barbero a 6:06. Asimismo, buen 8º puesto final en la clasificación por escuadras.

DECLARACIONES DE LOS DIRECTORES

  • Jesús González: “Estoy contento en general con el equipo en esta vuelta. No se pudo optar a la victoria en las clasificaciones secundarias que era uno de los objetivos, pero los chicos estuvieron muy activos y me gustó su actitud. Me gustó ver que Isma cogiendo confianza en los sprints. Cascales, Rodas y Barbero, bien, en su línea. A Javi le volvió a costar en la última etapa, pero también muy bien. Y Otero estuvo muy fuerte, y sólo las caídas y averías le condenaron”.

  • Nacho Vecino: “En la Vuelta a la Ribera el equipo ha funcionado muy bien como bloque. Estoy muy contento, pero ha faltado rematar en alguna de las etapas con algún puesto destacado. También no hemos tenido mucha suerte con varias caídas en los últimos kilómetros de cara a meta, como fue el caso de Otero en la 2ª etapa que le impidió disputar el sprint y el último día con problemas en la bici. También en esta etapa con Dani yéndose la suelo en la recta final. El mayor susto lo tuvimos en la 3ª jornada, porque cuando más fuerte rodaba el pelotón Cascales sufrió una rotura de radio en la rueda delantera, pero menos mal que se juntó en un grupo y pudo entrar en el pelotón principal. La Vuelta se decidió en la primera etapa por la crono, ya que el equipo belga sacó bastante tiempo a todos los demás y nadie fue capaz de rebajarlo. Pero, en general, bastante contento con el funcionamiento de los chicos. Ahora toca descansar unos días y desear suerte a los cinco integrantes que van a ir a la Vuelta a Murcia”.

Album de fotos aquí

Fotos: Javier Barbero, Gabriel Rodas, Nacho Vecino, Jesús González y Martin Early

Vídeos: Familiares de los corredores




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close