SALCHI-IBERAUTO JUNIOR: SERGIO OTERO Y UN EQUIPO EXCEPCIONAL LOGRAN AL FIN LA ANSIADA VICTORIA EN LA VUELTA A MURCIA

Ha costado, la verdad. Pero nunca la merecimos tanto y de la forma en que lo lograron. La Challenge Vuelta a Murcia ni siquiera entraba en el calendario planificado del #juniorsalchiberauto del inicio de temporada. Los chicos, motivados tras un verano donde sólo volvía a faltar el triunfo individual, se apuntaron a esta carrera y obtuvieron por fin premio a su insistencia.

Y lo consiguieron con el corredor con el que más cerca ha estado de subir a lo más alto en todo lo que llevamos de 2018. Sergio Otero había acumulado varios segundos puestos, y en la tercera jornada de la ronda murciana pudo levantar los brazos, entrando solo y a lo campeón. Como debe ser. Pero volvamos al principio, porque el alcalaíno, junto con Javier Fernández, Adrián Méndez, Gabriel Rodas y Alejandro Brendler fueron los que tomaron parte en esta prueba, realizando una vez más un trabajo conjunto ejemplar.

En la primera etapa de 87 kilómetros con salida y llegada en Puente Tocinos estuvieron ya muy activos, con Javier Fernández metido en la fuga del día junto con el mejicano Edgar Cadena (Corbatas Pindal). Llegaron a tener minuto y medio de renta, pero acabaron siendo cazados en el primer alto del día, Cabezo de Plata. En el segundo puerto, Garruchal, se formó una corte de cuatro corredores en el que se incrustó Gabriel Rodas, y cerca estuvo de llegar a meta, ya que fueron neutralizados a 3 kilómetros del final. De  todas maneras, el de Paracuellos pudo coronar primero este segundo hito montañoso puntuable.

Un grupo de unas 40 unidades se jugó la victoria al sprint, con victoria para Raúl Nicolás (Transluján) y con Otero consiguiendo un buen 5º puesto. En ese paquete finalizaba también Gabriel Rodas (18º) y Javier Fernández (26º), mientras que Alejandro Brendler era 66º a 3:57 y Adrián Méndez 125º a 14:20. Asimismo tercerso en la clasificación por equipos.

Adrián Méndez valoraba así el primer día de competición en Murcia: “Ha sido una etapa muy rápida y con muchísimo calor. Unos primeros 50 kilómetros sin complicaciones hasta el primer puerto en el que hubo tres caídas en las que no nos vimos involucrados. Al final conseguimos hacer terceros por equipos, con Gabri llevándose el premio de montaña del segundo puerto. Enhorabuena a todo el equipo por el trabajo realizado”.

Del infierno al cielo en 24 horas

La segunda etapa fue similar a la primera, con los mismos altos de montaña pero subiéndose en orden inverso y con salida y llegada en la localidad de Beniel tras 86,2 kilómetros. Día negro para los chavales, que se vieron inmersos la mayoría de ellos en caídas debido a la lluvia en el circuito urbano de Beniel y eso que Alex fue el primero en intentar la fuga, pero sin éxito. El pelotón quedó fraccionado en muchos grupos, siendo Ricardo Zurita (OID) el ganador del día. De los cinco nuestros ninguno acabó siendo clasificado, sufriendo golpes todos y averías, como Gabri con la patilla rota, raspones por el cuerpo y Adrián el más dolorido.

“Ha sido una etapa en la que hemos pasado de estar en lo más alto a quedarnos sin opciones para la general en 30 kilómetros, debido a una lluvia que hacía imposible el correr –lamentaba Gabriel Rodas-. Una pena que nos cayéramos todos dos o tres veces, no pudiendo llegar ninguno a tiempo para salvar la general. Así es el ciclismo. Intentaremos todo en la última etapa”. Por su parte, Alejandro Brendler resumía que “de salida me sentí bien y busqué la fuga, yéndome en solitario pero siendo alcanzado en el kilómetro 35 por otros 5 corredores. Debido al fuerte viento y a empezar a llover me quedé un poco atrás, aunque los de la escapada fueron al suelo. Ya con el diluvio no me sentía seguro en las curvas en ciudad, ya que parecía una pista de patinaje y me corté del grupo reducido de cabeza. Al final conseguí acabar. Desear una pronta recuperación a mis compañeros que fueron al suelo”.

Sin opciones para la general, en la última jornada de la ronda murciana había que verlas venir, ver si el físico no estaba resentido del día anterior y gozando de más libertad de movimientos al no estar vigilados. En los 90 kilómetros con inicio y final en Las Torres de Cotillas nuestros muchachos lo bordaron. Rodas se metió en una fuga de cinco unidades que duró hasta poco antes de comenzarse la última vuelta al circuito y nunca sobrepasando la ventaja del minuto. En los últimos kilómetros se sucedieron los ataques, hasta que un Otero aún dolorido del día anterior arrancaba la moto y se iba en solitario a diez de meta.

Con el corazón en un puño el de Alcalá de Henares logró mantener una renta exigua y presentarse como vencedor de etapa en solitario. Brazos en alto y premio merecido a todo el trabajo del equipo, ya no sólo en la ronda murciana sino durante toda la temporada. Nunca hubo más justicia como en este caso para nuestros muchachos. A 12” llegaba el pelotón en el que entraban Javi Fernández (14º), Rodas (22º) y Brendler (38º), mientras que Méndez lo hacía en el puesto 113º a 13:43. Además, nos imponíamos por equipos en la etapa, con el plus de haber visto puntuar en la montaña a Otero y en las metas volantes a Rodas. La clasificación general era lo de menos. Murcia nos había proporcionado lo que nos faltaba.

Javi  Fernández lo tenía claro: “Después del mal día que pasamos el jueves fuimos a por todas en la última etapa. Estuvimos en todos los cortes y luchamos por todos los premios, consiguiendo por fin la ansiada victoria de la mano de Otero”. Y el artífice de la victoria, Sergio Otero, se mostraba sorprendido de su triunfo: “Ha sido una etapa en la que no esperaba mucho de mí, ya que el día anterior me caí tres veces y salí con mucho dolor de muñeca. Pero a medida que fueron pasando los kilómetros empecé a encontrarme mejor. Al final pude arrancar y escaparme en solitario quedando diez a meta y consiguiendo llegar. Muchas gracias a todo el equipo que he hecho todo lo posible para que esto se cumpliera, metiéndose en todas las fugas de carrera y ganando por equipos”.

Cervera del Pisuerga, una carrera de locura

El día después de finalizar la Vuelta a Murcia tres de nuestros chicos acudieron a Cervera del Pisuerga (Palencia), para tomar parte en una nueva carrera del calendario castellano-leonés junior. Tomaron parte Javier Rojas, Daniel Barbero e Ismael Galindo, no siendo de la partida finalmente Sergio Gómez. Carrera rapidísima de apenas 54 kilómetros que se hizo muy dura por los nueve pasos por el alto del Parador Nacional Fuentes Carrionas. No hubo nada que hacer, ya que los colombianos presentes se liaron a ´palos´, no dejando que los corredores nacionales sacaran ninguna tajada.

Coparon los cuatro primeros puestos de la prueba, con Jonathan Chávez (Arcabuco) llevándose la victoria. Barbero sufrió mucho pero consiguió finalizar 25º, a 4:09. Por su parte Rojas también logró terminar pero sin ser clasificado, mientras que Ismael se tuvo que bajar en la quinta vuelta. La carrera había sido un sinvivir para los tres que, a pesar de todo, dieron una vez más el 120%. Así lo vio Daniel Barbero: “Yo la titularía como la carrera más dura y corta que he corrido. Solo fueron 54 kilómetros con 1.000 metros de desnivel positivo y 36 de media. Estaba claro que los de Castilla y León estábamos vigilados y la primera escapada de gente de fuera fue la que llegó. Yo, al optar al trofeo, no me dejaron hacer gran cosa. Me quedo con las buenas sensaciones que estoy teniendo, a pesar de llegar algo cansado después de la preselección anterior a la prueba”. Más escueto en su evaluación fue Javier Rojas: “Carrera muy dura, pocos kilómetros y un ritmo muy alto. Se salió a fuego y en un estrechamiento se estiró el pelotón y quedé cortado. Toca trabajar duro para finalizar bien la temporada”. Finalmente Ismael Galindo reconocía que “no pensé que fuese a ser tan dura la carrera. Al principio me pillaron despistado y luego ya no pararon en todo el día. Fue bastante dura al final por el alto ritmo y no pude aguantar lo suficiente”.

Por otro lado, indicar que Cristian Valenti compitió el pasado 18 de Agosto en la 65ª Vuelta a Carcabuey (Córdoba) con los colores de la Selección de Extremadura. Fueron 60 kilómetros de carrera donde nuestro campeón se vio afectado por la mala suerte. En la primera vuelta, después de una subida empedrada y a pesar de ir en cabeza, sufrió un reventón en una de las ruedas ya en la cima. A pesar de que se la cambiaron no pudo enlazar con el pelotón y quedó fuera de competición.

Álbum de fotos aquí

Fotos Federación Murciana de Ciclismo, José Rodas, José, Ana Domínguez, Mª Ángeles Vivanco, Javier Barbero y Beatriz García

Vídeos Mª Ángeles Vivanco, José y Javier Barbero







Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close