SALCHI-IBERAUTO JUNIOR: CAÍDAS Y UN RECORRIDO DESFAVORABLE NOS LASTRARON EN LA VUELTA A LA RIBERA DEL DUERO

Si algo caracteriza a la Vuelta a la Ribera del Duero es la rapidez con la que se corre durante los cuatro días de competición y el alto nivel de participación, con presencia extranjera, este año gracias a los neerlandeses del ACRO Pauwels Sauzen Balen. Y dadas las características de la plantilla del #juniorsalchiberauto, con preponderancia de escaladores sobre rodadores y velocistas, hacía que nuestras aspiraciones en la ronda burgalesa fueran limitadas. Y eso que Luis Bautista y Sergio González, una vez más con la asistencia fundamental de José Rodas, presentaron un bloque de garantías con Pablo García, Gabriel Rodas, Iván Majuelo, Neo Martínez, Daniel Barbero e Ismael Galindo en línea de salida.

Sin embargo, lo acontecido en la etapa inaugural fue lo que condenó nuestras aspiraciones. El trayecto de la primera jornada con 81 kilómetros y con final en alto, en el castillo de Curiel (3ª categoría), fue totalmente desfavorable. Una montonera en la segunda mitad de la jornada dio con los huesos en el suelo de Barbero y Rodas, viéndose ambos obligados a abandonar. El abulense afectado en el hombro y cuello y el de Paracuellos del Jarama con magulladuras y mareo por el trompazo.

Para el colmo, otra caída a 3 de meta provocó que nuestros chicos quedaran cortados en meta. El holandés Casper Van Uden (ACRO Pauwels) se hacía con la victoria ante Carlos Rodríguez (Kometa) y los nuestros llegaban al castillo de Curiel a cuentagotas. Iván Majuelo (29º) cedía 21″; Pablo García (44º) 29″; Neo Martínez (68º) 55″; e Ismael Galindo (121º), 3:36. El 13º puesto por escuadras era reflejo del pésimo inicio de los cosladeños, que además se quedaban con solo cuatro componentes para el resto de la Vuelta.

El segundo trayecto unía Langa de Duero y San Esteban de Gormaz sobre 95,4 kilómetros. Fue un día de recuperación, con los muchachos buscando su sitio y tratando de asimilar el golpe recibido. El pelotón se cortaba en torno al kilómetro 25 siendo uno de los afectados Galindo. Después se vieron retrasados Neo y Majuelo, quedando Garchu como único integrante en el grupo de cabeza compuesto por una treintena de corredores. Por otro lado, Carlos Rodríguez (Kometa) desataba un tremendo vendaval, marchándose en solitario y exhibiéndose en meta con 38″ de ventaja sobre el grupo en el que entraba Pablo García (32º). A 5:55 en un segundo grupo finalizaba Majuelo (36º), y en uno tercero Neo (62º), a 6:13. Galindo (137º) perdía en meta 14:45, quedando 11º por equipos en otro día para olvidar.

Sacando el orgullo en la crono de Peñaranda

Pero nuestros chicos han demostrado a lo largo de todo el ejercicio 2019 que no se rinden fácilmente. La tercera etapa se presentaba en formato de crono individual sobre 7,8 kilómetros con final en el castillo de Peñaranda, y esta vez mostrando una versión mejorada con respecto a los dos días anteriores. La etapa se la apuntaba un inaccesible Carlos Rodríguez, con Pablo García siendo 8º mejor tiempo a 47″ del andaluz. Majuelo era 25º a 1:16; Neo 44º a 1:39 y Galindo 114º a 2:56. El 4º puesto por equipos demostraba que al menos habíamos arreglado la situación, con el acicate de ver a Garchu 11º en la general y a medio minuto del tercer peldaño del podio.

Había ganas de liarla durante la última etapa, pero finalmente no pudo ser. Ni el recorrido era lo suficientemente selectivo ni los belgas del ACRO Pauwels ni el Kometa iban a dejar que les sorprendieran. El día se resolvió en Aranda de Duero con un pelotón roto en dos grandes grupos, ganando por segunda vez el holandés Casper Van Unden. En ese primer paquete compuesto por medio centenar de unidades entraban en el mismo tiempo Majuelo (22º) y Garchu (42º), mientras que a 54″ lo hacía Neo tras estar a punto de irse al suelo a poco de meta. Algo más atrás arribaba Galindo (70º) a 1:50 y el equipo se clasificaba 10º en el parcial por escuadras.

Finalizaba la Vuelta a la Ribera del Duero sin cumplir objetivos pero con la satisfacción de haber peleado hasta el final y sabiendo rehacerse al infortunio inaugural. Pablo García entraba in extremis en el top ten (10º, a 2:10); Majuelo era 31º a 7:48; Neo 46º a 9:57; y Galindo 86º a 23:23, con un 11º puesto final en la general por escuadras. Toca rehacerse desde este martes 27 de Agosto en la Vuelta a Murcia, escenario más propicio, a priori, para nuestros muchachos.

DECLARACIONES

  • Pablo García: “Ha sido una vuelta complicada, sobre todo en lo mental. Ya el primer día nos vimos perjudicados con la pérdida de dos compañeros muy importantes por culpa de una montonera. Además, otra caída a 3 de meta me hizo perder medio minuto y se puso todo cuesta arriba. A partir de ahí intenté darle la vuelta a la carrera, como en otras ocasiones, pero esta vez las etapas eran demasiado llanas y cómodas para el pelotón. En el llano se rodaba tan rápido que era realmente difícil siquiera distanciarse del grupo y los “puertos” eran demasiado suaves y los pasaba mucha gente. He aprendido mucho de este tipo de recorridos y me servirá para el futuro. Sinceramente, me sabe a poco el top 10 en la general ya que venía con más pretensiones, pero he aprendido que no todas las vueltas se adaptan a las condiciones de uno y no pasa nada por reconocer que hay mejores corredores para estos recorridos. En Murcia tendremos montaña y será otra cosa…”.

  • Iván Majuelo: “En la Vuelta a la Ribera las sensaciones han sido buenas. Ha sido una ronda complicada y muy rápida. En la primera etapa el equipo no comenzó con buen pie debido a los percances que sufrimos, pero por lo menos hemos podido acabar con más ánimo. Ha sido una vuelta con mucho nivel, aún así no hemos estado al nivel que estamos acostumbrados. Ahora Murcia nos espera”.

  • Luis Bautista (Director): “Mi conclusión es muy positiva, a pesar de que empezamos con mal pie al perder a dos bazas muy importantes en la caída del primer día. Además, también nos hizo llegar bastante retrasados a meta los demás compañeros del equipo, afectando gravemente nuestras opciones. Tocaba rehacerse con la moral muy baja en la segunda etapa que, al menos, logramos pasar bien. Ya en la tercera nos volvimos a meter en carrera gracias a la gran actuación de los nuestros en la crono. La última batalla ya era muy complicada, donde no perdimos ni ganamos. De todas maneras, la ronda me dejó buen sabor de boca, ya que vi a los chicos luchar de la primera hasta la última etapa, levantándose después de la caída, circunstancia que para mí es una gran victoria. ¡olé por ellos, estos chicos son muy grandes!”.

Fotos Sergio González, José Rodas y Javier Barbero

Vídeo Javier Barbero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close